Posts Tagged ‘anestesia’

Extracción de muelas del juicio

Publicado el: septiembre 12th, 2014 por Innova Dental 1 Comentario

mujer en dentista para extracción de muela del juicio

La cavidad oral es un área ricamente inervada y vascularizada, por lo que, ante cualquier intervención que debamos realizar en ella, desde la colocación de anestesia hasta una cirugía bucodental, debemos de tener muchas consideraciones al respecto.

Una de ellas es valorar la relación de los ápices de los terceros molares (muelas del juicio o cordales) con el nervio dentario inferior. Éste, es una de las ramas terminales del nervio trigémino, que es nuestro par craneal por excelencia, encargado de dar sensibilidad a dientes y tejidos blandos del arco mandibular. Los accidentes más comunes suelen deberse a intentos fallidos de conseguir anestesiar (“dormir”) el citado nervio, por diversas causas (técnicas anestésicas deficientes, infecciones mal controladas, o incluso variaciones anatómicas).

Hemos de precisar que en muchas ocasiones, durante la realización de técnicas quirúrgicas tales como la extracción de los cordales, existe la posibilidad real de lesionar el nervio, lo que conlleva desagradables consecuencias para nuestros pacientes como es la aparición de parestesia (disminución o alteración de la sensibilidad de los tejidos que inerva, sobre todo de labio y mentón). Esta parestesia puede ser reversible (durar días, semanas, incluso meses) o irreversible. Por ello, debemos de valorar siempre los pros y contras ante la extracción de una muela del juicio, y explicar al paciente en todo momento las consecuencias que puedan derivar de ello. Ni todos los pacientes son iguales, ni todas las muelas del juicio son iguales (erupcionadas, semierupcionadas, impactadas, horizontales, mesioangulares, distoangulares), y por tanto no todas las extracciones son iguales (con ostectomía, con odontosección, etc..) ni los postoperatorios tampoco.

muela del juicio en posición horizontal

En muchas ocasiones, además de la ortopantomografía, debemos solicitar pruebas complementarias como un escáner (tomografía computadorizada). Pero siempre, siempre, el paciente debe ser informado de todo por escrito y dar su consentimiento (consentimiento informado) por escrito también.
Todas las pruebas que solicita un odontólogo siempre son para obtener el máximo de información, no para hacerle perder el tiempo a nadie. Siempre es por el bien del paciente.
Y el consentimiento es fundamental y obligatorio, porque es un documento legal. Y recordar siempre que un consentimiento nunca exime de la responsabilidad al profesional.
Ante un cordal, nunca hay que perder el sentido común; si ya lo decía Napoleón I: “Para triunfar es necesario, más que nada, tener sentido común”.